Hoy es:

sábado, 25 de septiembre de 2010

Capilla del Señor y alrededores

El Sabado 18 de Setiembre de 2010 junto a mis amigos Devoto´s salimos nuevamente con nuestras bicis en busca de otro dia de exparcimiento y diversion transitando los caminos rurales de Capilla del Señor, Los Cardales, Parada Orlando, Arroyo De la Cruz, Parada Robles, Torres y Etchegoyen.

Un dia espectacular nos toco, con un poco de viento en casi toda la marcha, pero no hizo que el objetivo buscado dejara de cumplirse, DIVERTIRNOS !! Les paso el relato de nuestro amigo y compañero Matias como complento de lo que podran verse en fotos o videos que les adjunte mas abajo.

Matias dijo: (gracias amigo por este realto, gracias por volver tambien con el grupo)
Ante todo quiero decir que fue una salida muy buena y la pasé excelente.
Desde cuando me pasó a buscar Maxi con el auto por casa, sentí que era parte nuevamente de las salidas comandadas por Verderone.
El clima acompañó perfecto para que se den las condiciones de una salida ideal.
Al llegar a Capilla, ya tuvimos un problemita para dejar los autos con el dueño de la estación de servicio, pero rápidamente el comandante Andrés puso paños fríos a la situación y resolvió las cosas, como de costumbre, para que todos nos beneficiemos con su armonía espiritual proveniente del Yoga. Entre nosotros, era para mandarlo a la concha de su madre por abuso de miseria de poder al pelotudo, pero Verderone mantuvo la calma, aplicó paños fríos y salió todo bien (sin daño alguno para los vehículos).
La verdad que el baño de la estación era una CAGADA con todas las letras…….y lo peor que en la salida a Capilla del año anterior, me acuerdo que el mingitorio ya estaba clausurado!
Fue muy lindo el reencuentro con los viejos amigos: Maxi, Andrés, Marco, Pablo, Rubén; con los viejos: Chiche y Tano jajaja! y con los nuevos como Diego y Claudio.
Comenzamos la salida con buen ritmo y muy buen humor. Hubo muy pocos momentos de silencio……no nos olvidemos que veníamos con el tano y chiche que le agregan a los relatos la voz de experiencia al grupo.
En la parte del asfalto hubo una pequeña caída sin consecuencias graves. No más que una rotura de uña y un raspón en la rodilla. Se pudo continuar sin mayores problemas.
En Torres fue tiempo de almorzar en un lugar muy cómodo bajo el sol. Compartimos un lindo momento. Cargadas mediante a Maxi por las alforjas vacías que se encargaron de llenar con residuos orgánicos y no orgánicos. (Aguante amigo……y no me aflojes con los chistes)
Arrancamos la tarde un poco lento por la comida en el estómago, pero lo más gracioso fue que a la media hora, al parar para sacar unas fotos, chiche no tuvo mejor idea que pedir unas cervezas y snacks…….muy buena idea, ya que todos nos tiramos a la comida (como si estuviéramos muertos de hambre), la bebida y a sentarnos en la sombrita de la galería del pequeño bar.
Al llegar a una estación de tren para sacarnos la clásica foto, nos encontramos con una familia humilde que vivía en la estación. Nos impresionó escuchar con mucha naturalidad decir a uno de los chicos que eran 8 hermanos y habían muerto 3. Cuando nos íbamos no faltó el buen gesto de chiche regalándole a una de las chicas una bolsa de caramelos de miel (buen gesto no?)
Me di cuenta de mi falta de entrenamiento (un año sin tocar la bici) cuando arrancaba el grupo y de a poco me iba quedando último sin posibilidad de recuperarme. Un hecho para destacar fue cuando ví desde atrás que unos perros corrían y ladraban al grupo con ganas de morder la pierna de algún ciclista, a lo que pensé: a mí también me van a ladrar (o morder). Para peor no tenía conmigo ni los bulones para tirarles, ni el gas pimienta. No me quedó más que acelerar para atravesar ese momento, lo que me sacó las pocas piernas que me quedaban para seguir.
Quiero agradecer a Maxi, Andrés y Marco que en la etapa final me taparon el vientito que cada vez me dejaba más atrás. Lo mejor fue el comentario de Andrés viendo mi cara de sufrimiento en el Km 80: Che Mati, es mejor que sufras ahora y no en Córdoba. (y la verdad que tiene razón)
Como estoy?…….me duelen las piernas, el culo (de la bici, a no pensar mal) y me dí cuenta que no es bueno dejar la bici tanto tiempo.
De vuelta en la estación de servicio, tuvimos algunos inconvenientes con los café con leche (demoraron un poco) pero el tano y chiche se encargaron de apurarlos, con chiche a la cabeza intentando seducir a la señorita de la caja.
Declaraciones no menores de D.D. se escucharon en la mesa diciendo que gracias a Andrés, él comenzó a salir con tabas o travas…..no me quedó claro.
Cierro el relato contando que recibí un llamado a mi celular del comandante Verderone cuando estaba volviendo a casa en el auto con Maxi, que me preguntaba como estaba y me recordaba que tenía un compromiso asumido para Córdoba (dejando entre ver mi baja performance), que me pusiera las pilas. Me parece que me metió un poco de presión.......pero cabe destacar que nunca descuidó para comunicármelo, su tranquilidad Budista-Yogui-Sen-Ohmm.
Gracias a todos por los buenos momentos,
Matias
.

Todas las fotos de la salida aca:
En Bici Capilla-Cardales-P Orlando-A°La Cruz-Pda Robles-Torres-Etchegoyen-18-09-10

Miren estos videos:
(incluye el resumen de fotos con musica, como habitualmente me gusta hacerlo)



Hasta la proxima salida amigos !!

Mas informacion y antecedentes aca:
http://www.turismoenexaltacion.com.ar/localidades.htm

Antecedentes Históricos
1527 - Don Sebastián Gaboto, descubridor de las tierras que posteriormente constituirían el Partido de Exaltación de la Cruz, bautiza al Río Paraná de las Palmas como tal el Domingo de Ramos de ese año, por existir en sus orillas profusión de palmeras y palmas que fueron usadas en aquella celebración.
1536 - Don Pedro de Mendoza funda Buenos Aires.
1580 - Don Juan de Garay, proveniente de Asunción del Paraguay, refunda Buenos Aires para reafirmar los derechos de la Corona Española frente a las intenciones expansionistas lusitanas. Una de las medidas para instrumentar esta defensa territorial es el Reparto de Tierras o Suertes de Estancias que efectúa el 24 de Octubre de ese año, entre veinticinco vecinos que lo habían acompañado en la fundación definitiva de Buenos Aires.
1614 - Se establece la Compañía de Jesús en tierras de los actuales distritos de Exaltación de la Cruz y Zárate iniciando la explotación del recurso ganadero y el control de las mercaderías procedentes del norte. Además de la estancia de producción, los Jesuitas fundan un puerto y un colegio.
1730 - Don Francisco Casco de Mendoza, primero de su familia en establecerse en estos pagos, hace construir en una de sus estancias, a orillas del Arroyo de la Cruz, una Capilla para su devoción particular, que se ubicaría en el actual patio y casa parroquial.
1735 - El 14 de Septiembre, día en que la Iglesia celebra la festividad de la Exaltación de la Cruz, la autoridad eclesiástica eleva a la categoría de Viceparroquia al oratorio de Casco de Mendoza, librándolo al culto público.
1750 - 1760 - Queda constituido el pueblo de la Capilla del Señor alrededor de la Viceparroquia, cumpliendo con la Real Pragmática del Rey Carlos III, la que mandaba a "que todos los habitantes ruralmente dispersos deben acercarse a un centro religioso para que sus niños sean educados en el cristianismo y en las primeras letras".
1784 - El Ilustrísimo Cabildo "Justicia y Regimiento" ordena la creación del Partido de la Cañada de la Cruz, antigua denominación de estos parajes. Los límites de este distrito, serán los de la Parroquia de la Capilla del Señor.
1785 - El 1º de Enero se designa la primera autoridad exclusiva y propia del distrito. El designio recae sobre Don Francisco Remigio Casco de Mendoza, nieto del propietario del oratorio original.
1854 - Se escinde de estas tierras el Partido de Zárate.
1855 - Hace lo propio el Partido de Campana. Como consecuencia de la creación de estos nuevos distritos, Exaltación de la Cruz se convierte en territorio mediterráneo, dejando de percibir los impuestos por mercaderías ingresadas a través de los puertos de Zárate y de Campana.
Fuente: Página Municipalidad de Exaltación de la Cruz. http://www.exaltaciondelacruz.gov.ar/xaltaciondelacruz.gov.ar/

Historia de Capilla del Señor
La fundación del pueblo debe ser atribuida a los Casco de Mendoza antigua familia de estancieros afincados en la Cañada de la Cruz. Francisco Casco de Mendoza, primero de su familia en establecerse en el pago, hizo construir en una de sus estancias una capillita - bajo la advocación del Señor de la Exaltación- para su devoción privada siendo, además, empleada en celebraciones religiosas a partir de 1727.
En 1730, el obispado de Buenos Aires fundó, entre otros, el curato de Areco -abarcaba los actuales partidos de Exaltación de la Cruz, San Antonio de Areco, Zárate, Campana y San Andrés de Giles- y, posteriormente, instituyó el oratorio de los Casco en vice parroquia del mismo. Tras la muerte, de Francisco, en 1745, el patronato del oratorio recayó en su hijo Mayoriano, hacendado en el pago de la Cañada de la Cruz, que fue comprando a sus hermanos y cuñados la mayor parte de las tierras que habían pertenecido a su padre, convirtiéndose en propietario de más de 2.800 hectáreas.
Entre 1746 y 1747 hizo edificar en sus tierras un nuevo templo, al que también puso bajo la advocación del Señor de la Exaltación; pues las dimensiones estrechas del oratorio familiar impedían la concurrencia de una feligresía cada vez más numerosa. Esta iglesia contaba con una nave central de diez tirantes de largo, una capilla lateral interna de dos tirantes y una sacristía de un tirante, con cubierta de tejas y suelo de ladrillos. La capilla original fue relevada de sus funciones vice parroquiales, pero no fue demolida pues se tienen noticias de su existencia en los primeros años del Siglo XIX.
El 3 de marzo de 1772 la iglesia pasó a convertirse en sede del un curato independiente, sin embargo, habrían de pasar muchos años para que el edificio fuera arreglado en forma definitiva, gracias a las tareas del padre Andrés Leonardo de los Ríos, que dio a su fachada el aspecto que hoy conocemos por una acuarela de García del Molino de 1848. Construyó un campanario nuevo, re hizo sus techos y realizó el cambio de puertas. La iglesia erigida por Mayoriano Casco de Mendoza subsistió, de este modo, hasta 1871, cuando fue demolida al haberse finalizado la construcción de la actual iglesia parroquial de Capilla del Señor.
El resurgimiento del pueblo Mayoriano Casco de Mendoza repartió, los primitivos solares en torno a la iglesia, dando origen con ello al pueblo de Capilla del Señor. Destinó al poblado una porción de tierras frente al arroyo de la Cruz la cuadrícula se fue dibujando a medida que se vendían los solares. Al crecer el pueblo se respetó el trazado en damero y fue reservada una manzana para plaza frente a los edificios principales que eran, la iglesia y las casas de los Casco de Mendoza.
Debido a que no fue formalmente fundado, resulta imposible asignarle una fecha concreta al surgimiento de Capilla del Señor, tomándose por tal al enajenamiento de los primeros solares entre 1755 y 1758. Al momento de fallecer Mayoriano, en 1768, sólo habían sido enajenados unos sesenta cuartos de solar en la traza de Capilla del Señor; algo menos de cuatro manzanas. El resto pasó a manos de su primogénito Francisco Remigio Casco, quien recibió en herencia el monopolio de la venta de lotes en el pueblo, que en 1784 -según relatos de Félix de Azara- tenia "inmediatas a la iglesia, 25 casas tal cual cubiertas de tejas como también la Iglesia".
En 1789 el censo de hacendados indicaba una población para Capilla de treinta y nueve vecinos con sus familias.
En 1792 la traza del pueblo tenía una extensión de cuatro cuadras de largo por cuatro y media de ancho, existiendo ciento cuarenta y ocho cuartos de solar enajenados y cincuenta y uno que pertenecían a la testamentaria del difunto Francisco Casco. Sus descendientes continuaron con la venta de solares hasta mayo de 1873 en que vendieron las últimas cuarenta y cuatro manzanas, en las afueras de la traza original del pueblo, a Juana María Boineau. En las tres primeras décadas del siglo pasado, el pueblo extendió superando el ancho que le asignara su fundador y creció hacia el sudoeste, donde entonces se encontraban las tierras de estancia del coronel Gregorio Perdriel.
En 1828 el agrimensor Raimundo Prat realiza una mensura de terrenos permutados e incluye en el plano la traza de Capilla del Señor convirtiéndose, en el documento catastral más antiguo. En el mismo se aprecia que la traza cuadrangular originaria se había convertido en un rectángulo, posiblemente debido a la formación de un ejido de huertas y montes de árboles frutales en los fondos del pueblo. En las décadas siguientes, el crecimiento en dirección sudoeste se detendría por razones geográficas, extendiéndose hacia el noroeste, sobre tierras de estancia que habían pertenecido a María de la Circuncisión Pedraza, emparentada con los Casco de Mendoza. Esta extensión de la traza del pueblo ha quedado registrada en un plano efectuado por el agrimensor Germán Kuhr, en 1857.
En la actualidad, estas extensiones se encuentran comprendidas en su totalidad dentro de la traza urbana, siendo la actual calle España la divisoria que a principios del siglo XIX separaba el poblado de la población lindera. Posteriormente el pueblo continuaría extendiéndose en la misma dirección sobre la estancia que seguía a la de Pedraza, perteneciente a Plácido Bustos, que en la década de 1870 también lotearía su propietario. La incorporación de nuevos terrenos como así también la construcción de nuevas casas y ranchos condujo a las autoridades locales, a reglamentar las edificaciones para que no invadieran el espacio público.
El Censo de 1869 brinda las primeras cifras del crecimiento poblacional de Capilla del Señor y algunas vagas nociones sobre sus características arquitectónicas. Dentro del radio de Exaltación de la Cruz que los censistas determinaron como "urbano" vivían unas 209 familias, que sumaban unos 1.116 habitantes. En cuanto a los tipos de vivienda, se utilizaron tres categorías para su clasificación: de madera, de azotea y de techo de paja. Del primer tipo sólo había una en la zona urbana, 173 tenían techo de paja y 83 poseían azotea. No fue posible determinar qué proporción de las mismas correspondía a Capilla del Señor y cual al pueblo de Campana que, hasta 1885, formó parte de Exaltación de la Cruz.
Entre 1871 y 1875 El Monitor de la Campaña, semanario capillero dirigido por Manuel Cruz, se convirtió en vocero del progreso pueblerino y fue uno de los propulsores de la alineación del poblado que realizó el agrimensor Mariano Iparraguirre en 1875, corrigiéndose el rumbo de las calles y estableciéndose la cuadrícula definitiva. Se inició, a partir de entonces, la construcción de una gran cantidad de edificios, con predominio del lenguaje propio de la arquitectura italianizante, muchos de los cuales aún se encuentran en pie. El pueblo de Capilla del Señor fue declarado ciudad por ley provincial N’ 8.101, de fecha 18 de septiembre de 1973.